El bautizo de Lilibet y el problema que le trajo al Príncipe Harry y a Meghan Markle

admin
Por -
0

El nombre de la hija menor del príncipe Harry y Meghan Markle, Lilibet Diana Mountbatten-Windsor, ha sido motivo de controversia en la familia real. La elección del nombre como homenaje a la difunta Reina Isabel II ha sido fuertemente criticada por algunos como una falta de respeto y una intrusión en la vida privada de la monarca, ya que Lilibet era el apodo de la Reina Isabel.

Según el autor Tom Quinn, la decisión de llamar a su hija Lilibet provocó una pelea diplomática dentro de la familia real y se consideró como un intento cínico para mejorar las relaciones con la Reina cuando ya estaban alejados del servicio activo a la realeza. Quinn también afirmó que el Príncipe Harry no tuvo el sentido común de prever que esto podría causar problemas y que usar el amado apodo de la infancia de la exmonarca sería recibido por muchos como una falta de respeto.

Sin embargo, otros han defendido la elección del nombre como un gesto conmovedor y un homenaje sincero a la difunta reina Isabel II. Meghan Markle y el Príncipe Harry le preguntaron a la monarca si no le parecía mal que usara el nombre de ella para su segunda hija, y la reina pensó que le colocarían Elizabeth, como ella, pero grande fue la sorpresa cuando supo que la niña llevaba su apodo.

A pesar de la polémica generada por el nombre de la niña, Lilibet ha sido recibida con gran amor y alegría por sus padres y la familia real. La pequeña es la hermana menor de Archie Harrison Mountbatten-Windsor y es la séptima en la línea de sucesión al trono británico.

Publicar un comentario

0Comentarios

Publicar un comentario (0)