El amante de la reina Letizia, dispuesto a destrozar el matrimonio de la monarca con el rey Felipe VI

Admin
Por -
0

Jaime del Burgo, presunto amante de la reina Letizia, ha provocado un severo daño en la imagen de la monarca y la actual familia real española, que hasta los momentos no ha emitido ningún tipo de comunicado hablando sobre el escándalo que deja muy mal parado el matrimonio del rey Felipe VI y sus deseos de consolidar una monarquía ejemplar.

El escritor Jaime Peñafiel se alió con Jaime del Burgo para lanzar el ataque más duro y sin precedentes para la reina Letizia de España, quien ahora se encuentra en el ojo del huracán en medio de las duras acusaciones de infidelidad hacia el rey Felipe VI. ¿Un intento de destruir el matrimonio entre los reyes? Es lo que se habla en los medios como el principal deseo del abogado.

Ante el libro de Peñafiel, ‘Letizia y yo’, describe su colaboración con del Burgo como «una contribución necesaria para revelar la verdad sobre la vida de una mujer cuya existencia difiere de la de los demás españoles, simplemente por ser la consorte de Felipe VI». A su vez, el libro defiende el reinado de Juan Carlos I y cataloga a los actuales jefes de estado como «figuras débiles».

Las declaraciones de del Burgo también llegaron con advertencias hacia su propia persona, asegurando incluso que «está preparado» para cualquier escenario, ya que lo que ha hecho sin duda se puede reflejar como un claro intento de destrozar el matrimonio entre los reyes de España y truncar el camino hacia la corona de la princesa Leonor.Letizia no era muy bienvenida en Zarzuela y del Burgo lo sabía, su relato de amorío evidencia a una monarca que presuntamente solo se habría casado con Felipe para obtener poder. Y es que el abogado explicó que su supuesta relación nunca pudo dar frutos por las decisiones y avaricia de doña Letizia.

Por tanto, Jaime del Burgo dejó otros secretos y pruebas preparados por si en algún momento le llega a pasar algo en su intento de destruir el matrimonio entre la reina Letizia y el rey Felipe VI, cuya declaración afirma lo siguiente:

«El día que el CNI registró mi casa en Ginebra, Suiza, buscando lo que siempre estuvo y sigue custodiado en una caja fuerte de una institución financiera con la orden expresa de ser entregado al defensor de mi memoria en caso de muerte accidental o prematura», continuó; «ese día, digo, también me comporté a la vista de toda mi intimidad vilipendiada», dejando en claro que nuevos secretos podrían salir a la luz si a él le llega a pasar algo.

Etiquetas:

Publicar un comentario

0Comentarios

Publicar un comentario (0)